Es de sobra conocido que la tecnología juega hoy en día un papel fundamental para que las compañías puedan seguir siendo competitivas mientras que se adaptan a nuevos procesos digitales. Porque en la nueva era conectada las organizaciones necesitan evolucionar de forma rápida y acelerar sus procesos productivos. Y sin duda es clave para la transformación digital entendida como la integración de tecnologías digitales en todas las áreas de un negocio, cambiando su forma de operar, y por lo tanto, de entregar valor a los clientes.

Una de las mejores opciones para crear valor e impulsar una transformación rápida del negocio está ligada a la implementación de la tecnología cloud. Acrecentada con la pandemia, sin duda en esta transformación digital necesaria la nube resulta un elemento clave y diferenciador. Las empresas dependen del uso efectivo de la tecnología no solo para respaldar sus procesos comerciales sino también para impulsar una diferenciación competitiva. Y la gestión de la nube está siendo la base de este nuevo mundo empresarial, ya que es una plataforma que permite el desarrollo ágil de negocios y permite igualmente escalar según sea necesario para soportar las operaciones comerciales que continuamente cambian, reduciendo riesgos de sobrecostos en los recursos de TI.

Además, cuanto más digital, a mayor transformación del negocio, más riesgos de seguridad existen. Y también ahí la nube resulta esencial para las empresas e instituciones. 

Las empresas se están enfrentando a nuevos retos como la comunicación omnidimensional con el cliente y la atención a un mayor número de dispositivos y tecnologías. Todo ello conlleva nuevos desafíos de seguridad que nos obliga a repensar la estrategia y a fomentar el uso de la nube para nuestras operaciones. 

Las vulnerabilidades han crecido exponencialmente. Un perfil de empresa promedio cuenta hoy con más de 50 aplicaciones,  más de 5 dispositivos conectados por persona, sistemas empresariales y de backoffice e interconexiones en toda la cadena de suministro. De ahí la importancia de trabajar con proveedores de nube que nos ofrezcan la mayor de las garantías. 

¿Cuáles son algunas ventajas de la nube en el proceso de digitalización de las empresas?

La nube permite acceder de forma segura, en cualquier lugar y momento, a todos los contenidos de la empresa. Y ayuda igualmente a optimizar la experiencia de usuario y a aumentar su ventaja competitiva. 

La nube también nos permite ofrecer una experiencia digital conectada a los usuarios, fidelizándolos con un contenido personalizado. Con la nube se obtiene más información de valor de nuestros usuarios y descubrimos nuevas tendencias a través de los datos. 

Trabajar en la nube nos permite una mayor operatividad ya que los datos se vuelven permeables en toda la organización y útiles en escenarios que antes no eran posible. 

Sin duda, la integración en la nube resulta fundamental para esta transformación digital para que las empresas evolucionen hacia las nuevas plataformas digitales y optimicen la gestión de su información. 

Recuerda que si tu empresa necesita dar respuesta a nuevas necesidades, en Velorcios somos especialistas en adaptar los productos y servicios tradicionales de nuestros clientes al entorno digital a través de soluciones tecnológicas que deriven en un proceso de transformación digital ágil y seguro, como todo lo relacionado con la tecnología Cloud o la Ciberseguridad, entre otros.