La crisis sanitaria derivada de la pandemia por la Covid-19 ha traído nuevas formas de operar en las empresas, muchas de las cuales llegaron para quedarse definitivamente. Sirvió, por ejemplo, para la apuesta forzosa por la digitalización y transformación de una gran parte de las organizaciones, fueran de mayor o menor tamaño. Nos trajo también, de manera obligada, el teletrabajo, con sus pros y sus contras, y que una gran parte del sector productivo sigue a día de hoy aplicando. E igualmente nos ha traído nuevas posibilidades relacionadas con la enseñanza, la formación y la capacitación profesional que no implican la hasta no hace mucho necesaria presencialidad.

En este sentido, una de las apuestas de Velorcios Group ha sido la puesta en marcha de las Aulas de Informática Virtualizadas, un proyecto pensado para el sector educativo a raíz de la suspensión y limitación de clases presenciales con motivo del cumplimiento protocolario y normativo sanitario.

Con ello, desde Velorcios nos adentramos en la nueva realidad de los centros educativos ofreciendo espacios de formación virtuales totalmente adaptados a la nueva situación y con múltiples ventajas y beneficios, tanto para el profesorado como para los alumnos.

El objetivo no es otro que potenciar la igualdad de oportunidades en el ámbito educativo, luchando además contra la brecha digital y la desigualdad económica, siendo respetuosos con el medio ambiente y estar completamente alineado, como estamos en Velorcios Group, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por la Unión Europea.

Por ejemplo, con estas escuelas virtuales se puede multiplicar el número de alumnos con acceso a la plataforma, no dependiendo de la capacidad de un aula física, El profesorado, de manera cien por cien online, puede compartir y corregir en las pantallas de sus alumnos en tiempo real los trabajos que éstos realizan, ya que cada uno de ellos cuenta con un escritorio virtual que tiene instalado un software necesario para la formación de cada materia específica, por lo que la tutorización es mucho más personalizada y adaptada a las necesidades de cada estudiante. Además se mejora en el control y seguimiento de los avances formativos en un entorno seguro en la red, desde una plataforma adaptada para evitar cualquier tipo de amenaza o ciberataque.

Otras ventajas relacionadas con la utilización de estas Aulas Informáticas Virtualizadas son la configuración y puesta en marcha inmediatas, la facilidad en su uso y manejo, que no conlleva ningún tipo de inversión adicional en equipamientos o infraestructuras ni para el centro ni para los alumnos al aprovechar todas las ventajas y posibilidades que nos ofrecen los servicios Cloud, por lo que sólo se paga por el tiempo que se necesite su utilización. Además, en el ámbito de la ciberseguridad, se cumple con todas las medidas que rigen el RGPD.