Gran parte de los datos de las empresas ya no se encuentran en las redes internas sino que están ubicados en servicios y aplicaciones en la nube y circulan por la red de internet expuestos a amenazas y ataques de diversa índole. Se estima que el 63% de las organizaciones no tienen establecido un método de seguimiento y control de su información confidencial, lo que favorece fugas de información que pueden suponer un agravio para la organización. Ante tal escenario y con el objetivo de evitar tales situaciones es de gran importancia que todos los datos del negocio puedan ser controlados y protegidos estén donde estén. Una de las soluciones más destacadas en este campo es SealPath que ofrece un cifrado persistente que sigue a los ficheros y emails por la red, comprueba quién accede a los datos, cuándo y con qué permisos y monitoriza los accesos y alertas sobre los datos de la organización independientemente del lugar en el que se encuentren.

Un absoluto control y visibilidad de toda la documentación que la empresa pueda compartir.

Máxima protección en cualquier momento y lugar

Uno de los principales problemas que ha de hacer frente la información corporativa es que al circular y almacenarse en Internet, una red abierta es mucho más vulnerable a ataques maliciosos. SealPath acompaña a cada uno de los documentos confidenciales mientras estos se mueven en la red, por ejemplo, de casa del trabajador a un dispositivo móvil, y de esta a la red de un partner, etc. Así la información se mantiene a salvo esté donde esté de aquellos usuarios y programas que quieran acceder a los archivos sin autorización. De esta manera, con SealPath se pueden compartir documentos como emails y provenientes de Office 365, Google Apps o Dropbox con quién se desee, cuándo se desee y contando con un acceso protegido.

Además de garantizar la seguridad de acceso a esta información confidencial esta solución también permite poder controlar estos documentos y emails de forma remota y en tiempo real. Así se puede cambiar en cualquier momento quién puede acceder, cuando y los distintos permisos del documento. También se puede escoger qué personas pueden ver, editar, imprimir o copiar, entre otros aspectos. También, en caso que fuese necesario, los documentos se pueden destruir en tiempo real.

Auditoría completa

Aparte de proporcionar la máxima seguridad, SealPath también ofrece una característica destacada y muy útil a la hora de preservar la confidencialidad de la información. Y es que permite saber quién ha abierto los documentos y cuándo, es decir, qué usuarios externos e internos han accedido a la información aunque esto no se haya producido dentro de la empresa. También es capaz de analizar quién está intentando acceder a documentos confidenciales sin permiso. Y todo ello de una manera fácil e intuitiva. Por ejemplo, proteger los documentos es tan sencillo como arrastrarlos a una carpeta o hacer clic derecho. Ya sean archivos generados por herramientas de la propia empresa como de servicios externos como Microsoft Office, Outlook, AutoCAD o Adobe.

Adaptado a cualquier tipo de compañía

SealPath se puede integrar en la nube, en la empresa y en entornos de múltiples organizaciones. De hecho, tanto se puede instalar de forma local para tener un absoluto control de la infraestructura como con SaaS si no se quieren instalar componentes en el servidor. También se integra a la perfección con Microsoft Active Directory y otros LDAP, con otros sistemas corporativos, con CRM, ERP y DMS a través de una API de integración y protege de forma automática carpetas en un servidor de archivos y SharePoint.

Con SealPath, por tanto, las empresas reducen los riesgos de seguridad en sus documentos, evitan pérdidas financieras por negligencia y fugas de datos, pueden monitorear sus documentos confidenciales y cumplir con las regulaciones que rigen la protección de datos.

eBook Velorcios-lidiar con los datos