Cada vez más las empresas utilizan plataformas en la nube para poder almacenar documentos y poderlos compartir con el resto del equipo.
Para poder controlar mejor cuál es el destino de los archivos que se comparten en la red, las empresas cuentan con la solución SealPath, con protección de los archivos incluso fuera de la red de la compañía.

Una de las formas más comunes de colaboración interna en los negocios es gestionar archivos o documentos a través de carpetas compartidas en la red almacenadas en servidores de archivos internos.  Cada departamento y usuario en la compañía tiene distintas carpetas compartidas en la red para intercambiar y almacenar los diferentes archivos y los documentos.

Es también habitual además almacenar documentos internos en sistemas de gestión de documentos como SharePoint, Alfresco, etc. Documentos que son algunas veces almacenados en librerías de acceso interno y otras veces guardados y  compartidos con los usuarios fuera de la compañía.

Ambas modalidades de compartición y almacenamiento de archivos presentan retos de seguridad. En las dos posibilidades, la empresa pierde el control de lo que el usuario hace con los archivos y documentos una vez que este se los ha descargado. SealPatch resuelve todos estos problemas.

SealPath proporciona protección automática de los documentos

La solución se utiliza para proteger automáticamente el contenido que se sube  a la carpeta o al servidor de archivos o sistema de gestión de documentos, añadiendo una capa de protección que permite enviar los archivos con encriptación y con restricciones de lugar.

De esta manera, el sistema protege automáticamente el contenido almacenado, sin necesitar que el usuario realice acciones adicionales.

Además, evita acceso sin autorización a información confidencial borrada del repositorio de archivos.

Cumple también con la regulación de protección de datos, manteniendo la información sensible encriptada y auditada.

La solución SealPath ofrece distintas ventajas a los usuarios y a las empresas que la implementan.

Beneficios de la solución SealPath en la protección de los documentos de la empresa

1.- Control dinámico de acceso a documentos. Con esta solución la empresa decide qué nivel de permiso necesitan los usuarios para acceder a los documentos. Pueden conceder a un usuario permiso de lectura, a otro de escritura y a otro de edición, pero que este no pueda cortar ni imprimir el documento. Además, también se pueden colocar marcas de agua dinámicas para que, si el usuario realiza una captura de pantalla, esta se guarde con la dirección de correo electrónico del usuario. SealPath proporciona protección sobre el archivo en cualquier ubicación del mismo.

2.- Revocación del acceso a los documentos en remoto. Tanto los usuarios como los administradores pueden rechazar el acceso a los documentos o borrarlos de la estación de trabajo remota. La revocación se puede aplicar a un grupo de documentos o a uno individual. Además, simplemente eliminando a un usuario del directorio se restringirá el acceso a todos los documentos corporativos sin la necesidad de modificar las políticas de SealPath. También se puede configurar la fecha de expiración de los documentos  para que estos sean inaccesibles para los usuarios después de una determinada fecha.

3.- Monitorización y auditoria completa de acceso a los documentos

Los usuarios pueden ver en tiempo real si los otros usuarios para quién ellos han protegido los documentos  los han abierto, si alguien ha eliminado  la protección  o si alguien está intentando acceder a la documentación protegida sin permiso. Además, SealPath proporciona monitorización centralizada para el administrador con informes de riesgo en los documentos, incluyendo lo diez intentos de acceso más bloqueados y el listado de los documentos a los cuáles se intentó acceder. Un informe completo disponible tanto si el documento ha sido almacenado en el servidor de archivos, en el sistema de gestión de archivos o si ha sido descargado.

4.- Integración con AD/LDAP y controles de administración. El administrador cuenta con varios controles para gestionar fácilmente los servicios de la empresa y para auditar su uso en cualquier momento. El administrador puede transferir documentos de propiedad entre usuarios, crear políticas de protección corporativa, etc. También tiene un modo de superusuario que le permite desproteger cualquier archivo, dejando una indicación en el registro de auditoría, etc. SealPath también se integra con Active Directory y LDAP para que los grupos definidos en él puedan proteger las credenciales de dominio utilizadas para acceder a documentos, etc.

SealPath proporciona a las empresas la mejor forma de automatizar la protección de sus documentos y preservarlos tanto en la red de la misma como fuera.

eBook Velorcios-lidiar con los datos